Hogar CRECER: Poema "La bandera"
Cargando imágenes
.
Mi foto
Cutral Có, Neuquén, Argentina

20.6.12

Poema "La bandera"



Éste es el sol y éste es el cielo que en la bandera victoriosa nos hermanan.
Éste es el sol que une los cuerpos y éste es el cielo cuyo amor une las almas.
Ambos están sobre nosotros para mostrarnos el camino que no engaña.
Y levantarnos de la tierra con la energía de las cosas sobrehumanas.
Su luz nos junta en el recuerdo y al mismo tiempo nos congrega en la esperanza.
Mientras su fuego nos domine seremos libres como el vuelo de sus llamas.
Si alguna vez nos dividimos, quiera el Señor que levantemos la mirada.
Y contemplemos en el cielo celeste y blanco la bandera de la Patria.
En su virtud encontraremos aquella fuerza que una vez nos hizo falta.
Y volveremos a estar juntos como los hijos bajo el techo de la casa.

Su limpia historia es la del río que se desborda por amor y fertiliza.
Cruzó desiertos y montañas para calmar la sed de un mundo en sus orillas.
Bajó del cielo de la Patria para mostrarnos la razón de nuestra vida.
Para enseñarnos a ser libres como el espacio que en sus pliegues nos traía.
Hombres de ayer la recibieron en la raíz del corazón con alegría.
Y la llevaron en los ojos llenos de fuego y en las manos decididas.
Desde aquel día, su carrera fue la del sol que la besaba y la encendía.
Y que, al pasar sobre los pueblos, los despertaba de la muerte y los unía.
Con su calor fundió cadenas y con su luz abrió las cárceles sombrías.
Donde alumbró se disiparon todas las sombras y empezó la luz del día.

Pero también hubo la noche sin compasión, la noche ciega del fracaso.
La oscuridad de la derrota llenaba el mundo con su voz y con su llanto.
Noche de labios temblorosos, noche de frentes escondidas en las manos.
Noche de gritos reprimidos, noche de dientes y de puños apretados.
Noche final en que la historia ya estaba a punto de volver sobre sus pasos.
Y en que el camino de las horas ya no llevaba al porvenir, sino al pasado.
Pero la Patria no moría, porque algo suyo era invencible, sin embargo.
Un resto limpio de bandera se defendía entre la muerte y sobre el caos.
Y era la chispa de otro fuego que despertaba más glorioso que el de antaño.
La roca viva entre las olas y la semilla junto al árbol desplomado.

En torno al resto de bandera, la Patria entera en un momento estaba junta.
Todos los vivos que quedaban y hasta los muertos arrancados de las tumbas.
La Patria entera convocaba sus energías más remotas y profundas.
Y en un impulso de victoria se derramaba como un mar lleno de furia.
Olas inmensas de caballos y de caballos inundaban la llanura.
Y reventaban en los pechos que se oponían vanamente a su locura.
En lo más alto de las olas, aquel jirón que iba flotando era la espuma.
Cuando se hundía entre las lanzas era un relámpago perdido entre la lluvia.
Al fin llegaba la victoria, para mecer al pueblo fuerte con su música.
Y aquel jirón se adormecía, vivo y glorioso como nadie y como nunca.

Esta bandera es la bandera que nos congrega en un solar y en una historia.
Esta es el alma de la Patria: su voluntad, su entendimiento y su memoria.
Si algo valemos es por ella, que nos agranda con su fuerza generosa.
Y que, después de agigantarnos, nos da el ejemplo soberano de sus obras.
El elemento en que palpita ya no es el aire, sino el viento de la gloria.
Y el resplandor que la ilumina ya no es el sol, sino del Ser que hizo las cosas.
Su luz del cielo nos alumbra, su sombra de árbol nos ampara y nos convoca.
Mientras vivamos en la tierra, seamos dignos de su luz y de su sombra.
Quiera el Señor que la sigamos cuando nos llame como ayer a la victoria.
Y, si la muerte no nos deja, que por nosotros nuestros hijos le respondan.


De “Poemas de carne y hueso”
Francisco Luis Bernardez  ▽



      Homenaje a su ilustre creador Manuel Belgrano.

16 comentarios:

Millz dijo...

Arrollador poema, para mí desconocido
Un canto a nuestra enseña patria que no debemos olvidar.Todo en este Blog destila amor y respeto. Por ello, querido Hogar Crecer, quiero contarte que he recibido al Sol en mi Blog “No te duermas sin un cuento” a través de un Premio y con gusto se los he trasladado porque este Blog y su Administradora, lo merecen. Debes ir a la página que se llama Galería(arriba) para recogerlo y ver las consignas. Un abrazo.

Hogar CRECER dijo...

Hola Millz!!!

Y ahora, ¿por dónde se empieza?
Tus elogios nos maravillan! Y por si fuera poco, también nos regalás un Sol!

Estamos tan sorprendidos, contentos y agradecidos por esta deferencia tuya que YA iremos a la Galería para mirar y traernos este premio que no esperábamos!

¡MUCHÍSIMAS GRACIAS! Nos comunicaremos!

Abrazos de grandes y chicos!

parcelas dijo...

Que lindo poema, habría que tomar el ejemplo y todos deberíamos tener más amor y respeto por los símbolos patrios.

Hogar CRECER dijo...

Parcelas:

Sí, está un poco desdibujado el tema del respeto por los símbolos patrios. Por ej., en algunos lados el Himno se escucha, no se canta, incluso en muchas secundarias. La Bandera se salva un poco más, influye el deporte en gran medida.

Pero bueno, no perdamos ocasión de mostrarlos y homenajearlos en cuanto tengamos la posibilidad.

Gracias por compartir nuestro mensaje. Abrazos!

camaras de caza dijo...

Muy lindo el poema, que bueno que se siga fomentando el amor a la patria y a los símbolos patrios!! todavía recuerdo cuando juré a la Bandera

Hogar CRECER dijo...

Cámaras de caza:

Qué bueno que hayas llegado a leerlo y te haya gustado.
La Jura de la Bandera debe ser uno de los momentos únicos y más emotivos para recordar.

Gracias por el comentario y hasta cuando gustes.

Abrazos!

empresa mantenimiento informatico dijo...

Hermoso poema, que bueno que es recuperar el respeto y el amor por los símbolos patrios, recuerdo que cuando era niña, en mi casa me enseñaron que cuando escuchaba el Himno me tenía que poner de pie, lo mismo cuando se subía o bajaba la bandera, que tenía que usar la escarapela en las fechas patrias y todo eso se lo transmito a mis hijos ahora.

Hogar CRECER dijo...

Mantenimiento informático:

Tenés razón, eso se aprende ya desde la casa, luego la escuela debería ser más firme y convincente en algo tan, pero tan importante como son la Bandera y el Himno del propio país. Además, respetar también los de otros países.

Bonito comentario el tuyo, muchas gracias.

Abrazos!

Pergolas dijo...

Más allá del país del que uno sea, que bello lo que dice este artículo. En mi caso me emociona mucho cuando se hablan de los símbolos patrios.

Hogar CRECER dijo...

Hola gente de Pérgolas:

Es cierto que podría aplicarse a la Bandera de cualquier país. Has empleado la palabra exacta: bello lo que dice.

Es muy lindo sentir emoción por los símbolos patrios, a todos debiera sucedernos.

Gracias por la visita y el comentario.

Abrazos!

posicionamiento dijo...

Mas alla de que no seamos del mismo pais, no conocia este hermoso poema y me ha gustado mucho.
Siempre me gusta aprender sobre diferentes paises y sus culturas! Gracias por compartirlo!

Hogar CRECER dijo...

Posicionamiento:

Hay palabras tan lindas y sentidas que despiertan los mismos sentimientos en cualquier persona que las lea. Es el caso de este poema de Bernárdez que lo compartimos con todo gusto.

Gracias a vos por apreciarlo!

Abrazos.

vpn dijo...

Hermoso post =)

Los peque de la BiBliO dijo...

Nada podría superar esta entrada. Me alegro enormemente que siga vigente ¡ES PRECIOSA!!

Un abrazo enorme

Organización de fiestas infantiles en Madrid dijo...

Genial blog!

dentistas en madrid dijo...

Bello post