Hogar CRECER: Por qué todavía no me compré un DVD
Cargando imágenes
.
Mi foto
Cutral Có, Neuquén, Argentina

26.11.09

Por qué todavía no me compré un DVD


Esta entrada ha sido modificada ya que, ha llegado a nuestro correo una aclaración sobre este texto tan difundido desde hace tiempo por internet con la autoría de Eduardo Galeano.

En realidad no se titula “Por qué todavía no me compré un DVD” ni Galeano es el autor. El Dpto de Prensa de "Crónicas marcianas y uruguayas" nos informa que el correcto es “Desechando lo desechable” y su autor, Marciano Durán.

Nos complace tener y difundir esta información precisa y, por lo tanto, transcribimos el texto original completo, como así también datos sobre Durán y su obra en:

http://hogarcrecer.blogspot.com/2010/04/desechando-lo-desechable.html

Idéntica situación se produce con varios textos adjudicados a Jorge Luis Borges y Gabriel García Márquez, pero eso será tema para otra oportunidad.

7 comentarios:

uxue dijo...

Muy bueno el escrito.
Qué razón tiene lo que pone.
Esa costumbre de querer tener todo lo nuevo, lo más actual y no nos damos cuenta que es un pozo sin fondo, pues en el momento que caemos en él no paramos.
Y claro, si en algún momento decimos que no, que basta, quedamos desfasados, anticuados,...y como bien dice el escrito no sabremos después por donde se entra al mundo actual.

Un abrazo

Hogar CRECER dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hogar CRECER dijo...

Claro, no se puede decir basta porque, además, lo nuevo que nos ha ofrecido la tecnología en estos últimos años facilita muchas cosas, pero el extremo de cambiar solo por tener el último modelo ya es consumismo.

Pero ahí no termina la cosa, el descarte está llegando a otros aspectos no materiales precisamente.

Y Galeano describe la época anterior de una manera tan detallada, real y nostalgiosa que contagia.

Eduardo Galeano es un escritor uruguayo muy leído y prestigioso en nuestro país. Claro, somos vecinos y con innumerables vínculos de todo tipo.
Qué bueno que te haya gustado.

Gracias por la visita!

Charly dijo...

Este escrito de Eduardo Galeano ya lo había leído anteriormente y hace unos instantes he cometido el error de poner en el blog de Uxue que no lo conocía. La realidad es que quizás no presté atención a su nombre. La descripción que hace me retrotrae a una parte de mi vida…de mi infancia y es increíble la cantidad de detalles que han hecho aparecer al “duende de la nostalgia”, como le llamo yo, y me parece ver particularmente a mi viejo atesorar toda esa variedad de objetos, inútiles quizás, pero tan importantes para el.
El caso es que aún conservo algunos de ellos que me han quedado como herencia…si, de veras, y me resisto a desprenderme de ellos. Quedaran ahí, en el galpón, guardados en los cajones de dulce de batata que el juntaba para cofre de sus tesoros.

Un fuerte abrazo desde Santa Fe de la vera Cruz..Cuna de la Constitución nacional, de los alfajores mas ricos y también de los mosquitos mas enormes y voraces de nuestra bendita argentina…chau

Hogar CRECER dijo...

Hola!

Es tan cierto todo lo que cuenta que aunque no todos lo hayan hecho, seguramente lo habrán visto en sus padres o abuelos.

Y siguiendo la idea de Galeano, aquello era una actitud ante la vida: todo podía seguir siendo útil, nada se despreciaba, se le veía un futuro. Hoy, en el mismo momento que se empieza o se compra algo ya se está pensando que si no resulta como creíamos o aparece otro más nuevo, se descarta y listo.

Dicho así suena lógico, pero los extremos son malos también.

Mientras tanto, está bueno atesorar esos recuerdos “en el galpón” y en el corazón, y disfrutemos de este hermoso texto.

Gracias por la visita y hasta cuando gustes.
Un saludo afectuoso.

Anónimo dijo...

Desde hace unos meses circula por Internet la crónica “Desechando lo desechable” y lo hace con el título "Me caí del mundo y no se como se entra" “Porque todavía no me compré un DVD”, “Para los de más de 40”, “Ahora todo se tira”, etc,etc con la firma del reconocido escritor compatriota Eduardo Galeano.



Nuestro buscador ha determinado que también ustedes incurrieron en el mismo error al adjudicarle a Galeano un texto que no es de él.




La versión original (sin las modificaciones que sufrió en los últimos meses) corresponde al escritor uruguayo Marciano Durán y se encuentra en la página http://marcianoduran.com.uy a disposición vuestra (junto a un par de centenares de crónicas más) sin más requisito para utilizarlas que no modificar su contenido.



En http://www.marcianoduran.com.uy/?p=176 (Desechando lo desechable) se puede leer la versión original



En http://www.marcianoduran.com.uy/?p=278 (Otra aclaración sobre Galeano) se ofrecen algunas explicaciones respecto a esta confusión.



En http://www.marcianoduran.com.uy/?p=335 (Galeano: “Mi trabajo más felicitado, más laureado, que circula por Internet no me pertenece”) incluye manifestaciones de Galeano explicando la situación.



En defensa de Galeano primero y del texto después agradecemos las correcciones que puedan efectuar.





Saluda atte





Dpto de Prensa de "Crónicas marcianas y uruguayas"

http://marcianoduran.com.uy

Hogar CRECER dijo...

Nada nos gusta más que la precisión. Siempre comparamos y citamos fuentes, hay demasiados errores en internet.

Al igual que a ustedes, una vez nos tocó aclararle a una página española que el texto tan famoso que por ahí dice "... tomaría más helados... comería menos habas... pero tengo 85 años... ", no es de Jorge Luis Borges, como lo tenía publicado, si no, hasta donde hemos podido saber, es de Nadine Stair (norteamericana).

También opinamos lo mismo, cualquiera que haya leído un solo poema de Borges, sabría que no puede ser suyo. Recuerdo que María Kodama se molestó mucho con este tema en una conferencia de prensa.

Igual suerte corre Gabriel García Márquez con otro escrito que se difunde desde hace mucho tiempo como de su autoría.

Ya estamos preparando una entrada reparadora y, de ahora en más, nos contaremos entre quienes difundamos rigurosamente el texto tal cual es y su autor.

Un saludo afectuoso a Marciano Duran y nuestras felicitaciones por el escrito.

Gracias por la información y esperamos contarlos entre nuestros visitantes. Nos dará mucho gusto.

Hasta todo momento!